¿Tus peques usan gafas de sol en la playa?

Escrito por Alan en junio 16, 2017 en Gafas de sol Lentes

Cientos de veces hemos escuchado y leído sobre la importancia de protegernos de los rayos UV. Hoy en día a nadie se le ocurre ir a la playa sin crema de protección solar. Sin embargo, aunque hemos asumido que debemos proteger nuestra piel y la de nuestros niños y niñas, nos olvidamos a menudo de nuestros ojos.

Cada vez que puedo ir a la playa observo que hay una gran cantidad de personas que no llevan gafas de sol. Algunas se protegen con gorras, viseras o sombreros, lo cual está muy bien, pero es insuficiente, ya que en la playa el UV no solo viene de arriba, sino también de abajo, ya que se refleja en el agua y en la arena como si fuese un espejo. Es verdad que cada vez más adultos llevan gafas de sol… ¿quizás un 50%? No sé, no tengo estadísticas oficiales, simplemente son mis observaciones… Pero este porcentaje baja muchísimo en población infantil.

Muchas veces los adultos nos cuentan que las gafas de sol para sus niños no las utilizan en la playa, y suelen enumerar algunas razones para justificar este hecho. Así que pensé que sería una buena idea escribir algo al respecto, porque os puedo asegurar, por experiencia profesional y personal (ya son varios años con mis peques usando gafas de sol) que muchas de estas razones son temores infundados o tienen fácil remedio si somos precavidos.

Estas son algunas de las respuestas más comunes que nos encontramos cuando preguntamos si los niños usan la gafa de sol en la playa:

  • “No la usa, le resulta incómodo” 

Lamentablemente muchas veces es verdad: la gafa puede resultar muy incómoda si no la eliges bien. Esta es la clave. No pretendas que tu peque esté a gusto en la playa con la “mini-Aviator” megachuli de Ray-ban… La prioridad al elegir una gafa de sol es la comodidad y la protección frente a la estética. Las gafas de sol hay que probarlas, ver que asientan bien en la nariz, que la montura no “baila” cuando saltan o corren… Si la eliges bien va a poder dar volteretas en la arena sin que se le caigan.

  • “No la usa porque se ensucian con la arena y el agua”

Pues sí, también es verdad: se ensucian. A mis peques les gusta cavar pozos como si quisieran llegar a Australia o chapotear toda la tarde en la orilla, así que su gafa se va a ensuciar. Pero calma, ¡no pasa nada!. No te obsesiones por que la gafa esté impecable, que no hace falta. Simplemente enjuágala con agua (en caso de «emergencia» en el mar también vale) y limpia la lente suavemente con los dedos. ¡Y listo! ¡A seguir cavando y chapoteando! Evita limpiarlas con un paño o toallita, ya que cualquier arena que pille por el medio va a rayar la lente. Ya luego en casa, con calma, les darás una limpieza en condiciones, enjuagándolas con agua para que no quede salitre y limpiando las lentes de forma correcta, con algún spray limpiador o con jabón neutro.

  • “No la usa porque no quiero que las pierda”

También es un riesgo que siempre está ahí… Pero mi experiencia es que las niñas y niños están muchísimo más cómodos con gafas de sol (siempre y cuando esté bien elegida: ver el primer punto), por lo que cuando no la tienen puesta la suelen echar de menos, ya que les resulta muy molesta la claridad (igual que nos pasa a los adultos, ¡vaya sorpresa!). Así que lo normal debería ser que no se la quieran quitar. Si quieres estar más tranquilo, recuerda que existen cordones y cintas deportivas para sujetar las gafas y evitar pérdidas accidentales.

  • “No la usa porque no quiero que se raye el cristal”

Para evitar que se rayen evita limpiarlas. Así de fácil. Como decíamos antes, si se llenan de arena enjuágalas, limpia los cristales con los dedos y listo.

Recuerda que los beneficios para sus ojos son tantos que cualquier excusa que podamos poner se queda corta… simplemente hay que poner un poco de atención y podremos disfrutar de la tranquilidad de que sus ojos estén protegidos.

Y para acabar, sólo unas líneas para hablar de la marca de gafa de sol junior que hemos elegido para trabajar en nuestra óptica: Julbo. Sin duda es una de las mejores colecciones de gafa de sol junior que existen:

  1. Julbo es especialista en gafas de sol para deportes de alta montaña. Y saben lo que hacen: la marca nace en el año 1888 en la zona de Jura, en Francia, una región montañosa en pleno corazón de Europa. La lente de la gafa de sol junior es la misma que las que llevan las gafas técnicas de adulto. Aquí puedes ver la información técnica de las lentes.
  2. Julbo fabrica en Francia. Están en un pueblecito de poco más de 1.000 habitantes llamado Longchaumois que, por cierto, merece una visita alguna vez.
  3. Utilizan materiales resistentes y flexibles para las monturas, que son fáciles de ajustar y muy duraderos. Los modelos Looping son prácticamente indestructibles (mis peques y yo damos fe).
  4. La colección junior está pensada para los niños y niñas, y se nota. Quiero decir que no son modelos de adulto reconvertidos para niños, como hacen otras marcas. Ellos introducen pocas novedades de un año para otro, pero realmente tienen modelos tan bien diseñados que no les hacen falta… Éste  o éste son un buen ejemplo.

Tenemos unos cuantos modelos disponibles en nuestra tienda online, por si le quieres echar un vistazo.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Tus hijos suelen usar gafa de sol en la playa? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Deja un comentario